S?bado, 26 de julio de 2008



No recuerdo nada de despedidas,
porque quién se ha ido no se despidió...
como un cuchillo temeroso donde se guarda mi destino.
 
Volveré a reir con el cielo negro?.
En la oscuridad rompen la tiniebla
palabras hermosas desde la distancia...

Y el feroz monstruo con alas de noche despliega su curva,
me muerde injustamente...
 
Quién será mi lumbre, el hambre de mis venas?.


Tags: Poema

Publicado por al_sur_del_cielo @ 16:59  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios