Mi?rcoles, 17 de marzo de 2010
La mujer que yo amo tiene estrellas por ojos, y encierra un deje de tristeza en su mirada. Mira a través de mis ojos, y me deja a través de los suyos, descubrir su alma. Tiene cierto hechizo en su voz, paz que me posee infinitamente.
La mujer que amo juega a apostarlo todo, cuando siente que no le queda nada. Traspasa cada centímetro de mi ser, y se queda agazapada en silencio, allí, pequeña e indefensa, buscando calladamente mi abrazo.
Esa mujer, la mujer de mi vida, tan mística como real, me recuerda la fragancia marina, la suavidad del viento, las olas en el cielo de van Gogh, las fotografías familiares más emotivas. Se aferra a mi piel, se cobija en mis labios, se resguarda en mi cuerpo, y toca mi alma con la inmensidad de su Ser.
Ella, mi amor, compone sinfonías con su risa, la cual se transforma en la mejor melodía para mis oídos. Camina con pasos inciertos, tropieza con sus propios miedos, vuelve a levantarse, y logra siempre seguir adelante. Se maravilla con palabras y gestos de un niño... Llora en silencio escuchando ciertas canciones. Duerme cada noche abrazándose a una imágen, y despierta abrazada fuertemente a su almohada.
Ella, tan majestuosamente simple, sensible y terrenal, alberga esperanzas de que algún día todo será mejor.

Si alguien pregunta por ella, que sepa que habita en mí. En mis venas está el ruido de su sangre, y mi corazón clama su nombre en cada latir.
Si ella pregunta por mí, díganle que estaré siempre esperándola... hasta viejito: sentado en mi sillón de mimbre, en la puerta de esa casa con ventanales y sin rejas, llena de sol, con el viento volando las cortinas celestes, y con vista al mar...

Tags: Reflexión

Publicado por al_sur_del_cielo @ 18:20  | Reflexiones
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Car
Mi?rcoles, 17 de marzo de 2010 | 19:57
Hermoso Sonrisa
Publicado por Invitado
Jueves, 18 de marzo de 2010 | 15:22
Hermoso Fede hermoso..tus palabras atraviesan la vecina orilla, leerte y saber que estas bien, me llena de felicidad.

Un beso grande.