Mi?rcoles, 02 de enero de 2008
Yo tengo el poder
de conversar
con los espejos,
con las sombras mudas
que se desunen de la palabra.

Yo leo
la sutil herida
del silencio.
Veo la grieta esparcida
entre los cuerpos,
la rendija por donde huye
lo que nada pasa.

Y me entero
de la promesa desvanecida,
antes que emerja
de la extraordinaria boca.
Y es entonces
que muero de muerte nocturna.
Y es entonces
donde m?s me parezco a m?,
cuando nada es cierto.
Que en ning?n tiempo
se renueva la esperanza...

Tags: Poema

Publicado por al_sur_del_cielo @ 15:45  | Poemas
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
S?bado, 26 de enero de 2008 | 20:21
Sombr?o, profundo y enigm?tico autorretrato. Bravo !