Mi?rcoles, 14 de mayo de 2008

Si la tarde te llama
a su habitación desconocida,
o del otro lado del espejo.

Si sus llamadas
cubren los huecos que se multiplican en la noche,
y se te ofrecen las palabras en oscuridad dispersa.
Yo entiendo...
por mis lágrimas inútiles.
Yo entiendo...
por tu canción de agua.
 
Ante los ojos feroces de los desiertos,
fuimos originados por el mar.

Frente al mismo,
mirando con avidez los colores recién creados,
entiendo que el agua es el reflejo de mi soledad.
Un momento de éxtasis para mí,
heredero de la aurora inmóvil.

06/2007


Tags: Poema

Publicado por al_sur_del_cielo @ 19:59  | Poemas
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Poiesis
Jueves, 15 de mayo de 2008 | 13:29
Chap?, pos me ha encantado!
Publicado por Icaro_en_el_sol
Jueves, 15 de mayo de 2008 | 16:33
Anoche volv? a presentirte en cada fibra de mi cuerpo, el encantamiento de tus conjuros atravesando el espacio, flechas en llamas hundi?ndose en el mar de mi cuerpo como lluvia de estrellas. Puedo volverme el g?iser que te exhala en medio de la nada, abandonar mi cuerpo, suspenderme en el tiempo y el espacio, puede detenerse el mundo, quebrarse el eje de toda existencia, puedo vaciar mi alma sobre la tuya en un suspiro, absorber tu esencia emanando de tus poros, puedo arrojarme al abismo en tu mirada, t?nel infinito de tus tantas vidas y reconocerte en cada una tal cual te contemplo. Cuando nos encontramos al cerrar los ojos, podr?a colapsar el universo, derrumbarse cualquier imperio, desangrarse todos los sue?os y a?n ser?amos luz intangible, aire puro, c?lidas brisas rondando el tiempo, adormeciendo cualquier dolor.