Domingo, 14 de diciembre de 2008
Parecerá que lo he perdido todo, pero en un bolsillo hallaré tu nombre escrito en un papel que esconde, palabras que borraste con el codo.

Y tendré por siempre el recuerdo, de un atardecer prendido de tu mano, de un poema que, ya lejano, pendula como el eco del mar abierto.

Voy a salir a caminar las calles, que recuerdan tus pasos de memoria. Y tal vez encuentre para esta historia, en una esquina la ruta de escape.

Más, cada vez que un recuerdo te trae a llenar el espacio que quedó vacío. Le sonreiré a tus ojos, y ya te habrás ido, a arder en otra piel, así como llegaste.

Un día cualquiera volveremos a encontrarnos, y nos bautizaremos como quieras: yo tal vez Calixto, tu quizás Melibea...
Será inofensivamente breve como un sueño...

Hoy cédeme tus alas, sólo por esta noche. Necesito descansar lejos de aquí. No quiero despertar. Me debo ir. Déjame volar, no me demores...

Tags: Poema

Publicado por al_sur_del_cielo @ 19:05  | Poemas
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por princesa
Domingo, 14 de diciembre de 2008 | 23:47
**mis alas a cambio de tu cielo!
k lindos decires!
un abrazo desde la otra orilla
princesa!