Martes, 10 de noviembre de 2009
Quién pudiese ver que aquí, en el ardor de mi pecho,

estás tú ocupando el hueco que se ha vaciado de mí

para dejarte entrar a ti!. Ángel, testigo de mis sueños...

 

Respiro de tus palabras, se hacen mías en mi boca.

Y mi eco casi roza tu cuerpo gris mientras vagas,

porque ya no abres tus alas, y ya mi voz no te toca...

 

A dónde te ha llevado el viento?. Sin rumbo... cual hoja de otoño.

Amor, no te alejes tan pronto, te pido sólo un momento.

Te diré adiós en un beso, y luego harás a tu antojo...

 

Es eso lo que debo dar?. Acaso es lo que necesitas?.

Igual, te esperaré en la orilla por si te veo naufragar,

para llevarte a ese lugar donde mi abrazo te cobija...



Tags: Poema

Publicado por al_sur_del_cielo @ 15:02  | Poemas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios